CONDENAN AL EJÉRCITO POR LAS EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES DE DOS HOMBRES EN EL TOLIMA

El 13 de abril de 2008, el señor Atalivar Quezada Arango recibió una llamada para que viajara al departamento del Tolima, porque unos hombres pretendían robarle un equipo de avicultura que tenía en ese lugar. Ese mismo día, el señor Rodrigo Patiño Mendoza le contó a su hermano Evelio que un sargento retirado del Ejército Nacional le había ofrecido un trabajo como erradicador de cultivos ilícitos, por lo que se encontraría con él para dirigirse al sitio donde se llevaría a cabo esa labor.

El 14 de abril, Evelio Patiño Mendoza escuchó en una emisora que en el municipio de Fresno, Tolima, el Grupo Gaula había dado de baja en combate a dos extorsionistas que hacían parte del grupo paramilitar las “Águilas Negras” y que uno de ellos era su hermano Rodrigo.

Dos días después, el 16 de abril, el señor Arley Quezada Arango recibió una llamada mediante la cual le comunicaron que el su hermano Atalivar había muerto en el municipio de Fresno, departamento del Tolima.

Según la versión oficial, el 14 de abril de 2008 en la vereda “Campeón” del municipio de Fresno – Tolima, integrantes del Grupo Gaula Militar Tolima les dieron de baja a ambos hombres, en un operativo previamente planeado en contra de unas personas que extorsionaban a un comerciante de la región, portaban armas de fuego y además recibieron la suma de dinero producto de ese hecho delictivo.

A raíz de lo ocurrido, los familiares de las dos víctimas apoderaron a Javier Villegas Posada para demandar a la Nación, por considerar que las muertes de los señores Quezada Arango y Patiño Mendoza se produjeron como consecuencia de una ejecución extrajudicial, porque no eran extorsionistas ni portaban armas de fuego y, por el contrario, se trataba de personas honestas y trabajadoras, quienes fueron asesinadas en total estado de indefensión e inferioridad, sin que mediara ningún tipo de enfrentamiento armado.

Mediante sentencia del 25 de julio de 2016, el Tribunal Administrativo del Tolima negó las pretensiones de la demanda argumentando que no obraban elementos de prueba que demostraran que se trató de una ejecución extrajudicial, porque se organizó un operativo conjunto entre varias autoridades, el cual fue planificado precisamente para contrarrestar los actos de extorsión denunciados. 

Además, que no se probó que los señores Quezada Arango y Patiño Mendoza hubieran sido ultimados con tiros de gracia o a quemarropa y, por el contrario, las lesiones encontradas en sus cuerpos demostraban que recibieron impactos desde distintos ángulos y con diferentes armas, lo que reforzaba la ocurrencia de una reacción proporcional y legítima de los uniformados ante el ataque inminente de que fueron objeto.

Inconforme con la anterior decisión, Javier Villegas Posada Abogados, apoderado de los familiares de las víctimas, interpuso recurso de apelación, en el cual argumentó que no era posible para los señores Atalivar Quezada Arango y Rodrigo Patiño Mendoza repeler el ataque del que fueron víctimas por parte de los integrantes del Grupo Gaula, no sólo porque no contaban con armas, sino porque los uniformados los superaban en número. Además, no se demostró que hubieran accionado armas de fuego contra los militares, ni menos que hubieran participado en un enfrentamiento armado.

En sentencia de segunda instancia del 8 de abril de 2024, (73001-23-31-000-2010-00313-01 (58152),  el Consejo de Estado revocó la sentencia del Tribunal Administrativo del Tolima y condenó al Ejército Nacional por la muerte de los señores Rodrigo Patiño Mendoza y Atalivar Quezada Arango, ocurrida el 16 de abril de 2008.

El Alto tribunal argumentó que las víctimas fueron esperadas en una zona rural escogida por los militares del Grupo Gaula como escenario para la entrega de una supuesta exigencia extorsiva, por lo que al tener el control total de la situación, en consideración a que los superaban en número y armas, lo procedente era capturar en flagrancia a los aparentes delincuentes. Sin embargo, sin que hubieran sido previamente agredidos, los militares en una posición de emboscada dispararon en contra de las víctimas, quienes se encontraban en estado de indefensión, cercados por tiradores estratégicamente ubicados y organizados en tres grupos, lo que refleja que su intención era asesinarlos.

Radicación número: 73001-23-31-000-2010-00313-01 (58152)

Compartir:

REPRESENTACIÓN JUDICIAL ANTE (JEP)

Procesos relacionados con el conflicto armado y la búsqueda de verdad, justicia y reparación dentro del marco de Jurisdicción Especial para la Paz

Reclamaciones ante compañías aseguradoras (SOAT, póliza de responsabilidad civil), demandas de responsabilidad civil…

DENUNCIAS Y REPRESENTACIONES

Ante el Sistema Interamericano Derechos Humanos (CIDH)

Errores judiciales: condenas y detenciones arbitrarias por parte de entidades estatales.

ACCIDENTES

Fallecimiento o lesiones causadas por: Mal estado de las vías, construcción de las mismas…

Fallecimiento o lesiones causados por: Accidentes con el cableado público, postes, …

Fallecimiento o lesiones casadas por: Falta derivada, a la atención médica asistencial, imprudencia o negligencia médica…

Errores judiciales: acciones realizadas por Autodefensas (A.U.C.) y agentes del Estado: desapariciones forzadas…

Efectuadas por las Fuerzas Armadas del estado (falsos positivos)

Privaciones injustas y arbitrarias de la libertad, entre otros.

Anterior
Siguiente
Luchamos por el reconocimiento de tus derechos.
¡ Somos tu equipo legal !
Nuestro compromiso con la justicia y la igualdad es lo que nos inspira a seguir adelante y a hacer la diferencia en la vida de nuestros clientes y nuestra comunidad.