CONDENAN AL EJÉRCITO POR SUPUESTO SUICIDIO DE JOVEN QUE PRESTABA EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO EN ANORÍ (ANTIOQUIA)

Cuando se acercaba a su mayoría de edad, el joven Juan David Cubides Oquendo se fue a vivir con su padre a la ciudad de Medellín, lugar donde lo reclutó el Ejército Nacional para prestar el servicio militar obligatorio el 29 de noviembre de 2011. Una vez en las filas militares como conscripto, fue trasladado a la Base Militar Montañitas en el municipio de Anorí, perteneciente al Batallón de Infantería No. 42 “Batalla de Bomboná”.

El 19 de junio de 2012, sus familiares recibieron una llamada del Ejército en la cual les informaron que cerca de las 8:30 de la mañana, cuando estaba por fuera del perímetro de seguridad de la base, el joven se había propinado un disparo a la altura de la tetilla con su arma de dotación y había muerto.

La familia del joven desestimó esta versión y señaló que mientras prestó su servicio militar siempre estuvo tranquilo, no informó que estuviera triste por alguna situación y afirmó estar feliz porque iba a ser papá, pues faltaba poco para que naciera su hijo.

Por ello, otorgó poder a Javier Villegas Posada para demandar a la nación por su responsabilidad en la muerte del joven soldado. En la demanda se argumentó que “(…) no se encuentra coherente que juan David Cubides se hubiese suicidado, puesto que de haberlo hecho el disparo se lo hubiera propinado en un lugar diferente donde fuera inminente la muerte, ahora bien, el arma de dotación de los soldados regulares por lo generar son fusiles galil 5.56, arma de un tamaño significante, por lo cual, para la lógica de cualquier persona, es imposible que el brazo de una persona alcance para propinarse por sí mismo un tiro a la altura de la tetilla, y lograr la trayectoria que siguió la bala, en el organismo de Juan David (…)”

El Ejército se opuso a las pretensiones de la demanda argumentando que existía una ausencia total de responsabilidad de la entidad, pues el Soldado Regular Juan David Cubides Oquendo, en ejercicio de sus funciones y estando por fuera del perímetro de seguridad de la base, se disparó con su arma de dotación a la altura de la tetilla, lo que le generó la muerte. 

En decisión de primera instancia del 27 de junio de 2018, el Juzgado Noveno Administrativo Oral de Medellín negó las pretensiones de la familia del soldado. En su sentencia, explicó que «(…) no existe ninguna prueba que permita inferir que el soldado Juan David Cubides Oquendo fue víctima de homicidio, y por el contrario, de las pruebas hasta aquí referidas, es dable concluir que este decidió voluntariamente poner fin a su vida, no sólo porque el disparo que produjo su deceso provino de su arma de dotación, sino también por el sitio específico donde se presentó el hecho, esto es, fuera del perímetro de seguridad de la base, lo que contraviene políticas y órdenes emitidas a los uniformados (…)».

La decisión fue apelada en nombre de la familia del soldado por Javier Villegas Posada, quien señaló: «(…) No existen en el proceso elementos de juicio que demuestren el suicidio alegado por la demandada, pues nada se demostró respecto de antecedentes patológicos del conscripto Juan David que permitan inferir una conducta con tendencia al suicidio y tampoco se acreditó que el soldado tuviera una relación sentimental con problemas emocionales que lo llevaran a tomar esa decisión. Además no existe evidencia alguna de que el joven hubiera recibido ningún tratamiento psicológico, pues salvo la afirmación realizada en esa relación, no existe copia de historia clínica ni testimonio alguno al respecto…».El Tribunal Administrativo de Antioquia, en sentencia de segunda instancia del 18 de agosto de 2023, revocó la decisión del juez bajo el argumento de que “es posible concluir que se presenta una responsabilidad de la Nación – Ministerio de Defensa – Ejército Nacional a título de imputación objetiva de riesgo excepcional por la utilización de arma de dotación oficial y por encontrarse en condición de conscripción cuando ocurrieron los hechos y no hay prueba, más allá de las apreciaciones subjetivas de los uniformados, que conlleven a concluir que el joven Juan David Cubides Oquendo se suicidó. Con base en lo anterior, condenó a la Nación – Ministerio de Defensa -Ejército Nacional, a pagar la indemnización por concepto de los perjuicios morales a favor de los demandantes.

 RADICADO: 05001-33-33-009-2013-00932-01

Compartir:

REPRESENTACIÓN JUDICIAL ANTE (JEP)

Procesos relacionados con el conflicto armado y la búsqueda de verdad, justicia y reparación dentro del marco de Jurisdicción Especial para la Paz

Reclamaciones ante compañías aseguradoras (SOAT, póliza de responsabilidad civil), demandas de responsabilidad civil…

DENUNCIAS Y REPRESENTACIONES

Ante el Sistema Interamericano Derechos Humanos (CIDH)

Errores judiciales: condenas y detenciones arbitrarias por parte de entidades estatales.

ACCIDENTES

Fallecimiento o lesiones causadas por: Mal estado de las vías, construcción de las mismas…

Fallecimiento o lesiones causados por: Accidentes con el cableado público, postes, …

Fallecimiento o lesiones casadas por: Falta derivada, a la atención médica asistencial, imprudencia o negligencia médica…

Errores judiciales: acciones realizadas por Autodefensas (A.U.C.) y agentes del Estado: desapariciones forzadas…

Efectuadas por las Fuerzas Armadas del estado (falsos positivos)

Privaciones injustas y arbitrarias de la libertad, entre otros.

Anterior
Siguiente
Luchamos por el reconocimiento de tus derechos.
¡ Somos tu equipo legal !
Nuestro compromiso con la justicia y la igualdad es lo que nos inspira a seguir adelante y a hacer la diferencia en la vida de nuestros clientes y nuestra comunidad.